RESOLUCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
DE 21 DE SEPTIEMBRE DE 2017
CASO V.R.P. Y V.P.C.* VS. NICARAGUA
CONVOCATORIA A AUDIENCIA
VISTO:
1.
El escrito de sometimiento del caso y el Informe de Fondo No. 4/16 de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Comisión
Interamericana” o “la Comisión”); el escrito de solicitudes, argumentos y pruebas (en
adelante, el “escrito de solicitudes y argumentos”) de las representantes 1; y el escrito
de contestación al sometimiento del caso y al escrito de solicitudes y argumentos (en
adelante “escrito de contestación”) de la República de Nicaragua (en adelante
“Nicaragua” o “el Estado”).
2.
Las listas definitivas de declarantes presentadas por las representantes y la
Comisión. El Estado no ofreció declarantes ni peritos a tenor de lo previsto en el
artículo 41.1.c del Reglamento del Tribunal.
3.
Las correspondientes observaciones a dichas listas presentadas por el Estado. La
Comisión señaló que “no t[enía] observaciones que formular a las listas definitivas de
las partes”. Las representantes no presentaron observaciones.
4.
Las observaciones presentadas por los peritos propuestos por las representantes
y por la Comisión Interamericana, respecto de las recusaciones presentadas por el
Estado en sus observaciones a las listas definitivas.
5.
El escrito de las representantes de 19 de septiembre de 2017, por medio del cual
solicitaron que las declaraciones de V.R.P., V.P.C. y H.J.R.P., ofrecidos para audiencia,
“sean escuchadas sin público y se adopten todas las medidas necesarias para que no
exista ningún tipo de publicidad de los nombres y rostros de las personas indicadas
anteriormente”. La solicitud fue realizada con base en que, al momento de los hechos,
V.R.P. era menor de edad y se dispuso la reserva de su nombre, medidas cuya
continuidad desea mantener, por temor a una afectación futura de su vida.

CONSIDERANDO QUE:
1.
*

El ofrecimiento y la admisión de la prueba, así como la citación de declarantes,

En su Informe de Admisibilidad No. 3/09, la Comisión indicó que, “[a] pesar de no haber sido
solicitado explícitamente por la peticionaria, la [Comisión] reserv[ó] la identidad de la presunta víctima, por
ser ésta menor de 18 años [en el momento de la ocurrencia de los hechos] y por tratarse de un caso de una
presunta violación sexual”. En este sentido, la Corte considera pertinente mantener en reserva los nombres
de las presuntas víctimas, por lo que utilizará las siglas “V.R.P.” y “V.P.C.” para referirse a las mismas. De
igual forma, se mantiene en reserva los nombres de los demás familiares, por lo que se utilizarán las siglas
“H.J.R.P.”, “N.R.P.”, y “V.A.R.P.” para referirse a ellos.
1
En el presente caso, las presuntas víctimas están representadas por las defensoras públicas
interamericanas Fidencia Orozco de Licardi y Juana María Cruz Fernández.

Select target paragraph3