RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS*
DE 22 DE NOVIEMBRE DE 2016
CASO ESCUÉ ZAPATA VS. COLOMBIA
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas (en adelante “la Sentencia”) dictada
por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte”, “la Corte
Interamericana” o “el Tribunal”) el 4 de julio de 2007 1. Tomando en cuenta el
reconocimiento parcial de responsabilidad2 efectuado por la República de Colombia (en
adelante “el Estado” o “Colombia”), la Corte determinó que el Estado era
internacionalmente responsable por la privación arbitraria de la libertad, lesiones y privación
de la vida del señor Germán Escué Zapata perpetrada por militares el 1 de febrero de 1988.
A partir de información recibida por un informante indígena en el sentido de que en el
domicilio del señor Escué Zapata se encontraban armas, militares de una Sección del
Ejército Nacional de Colombia en Loma Redonda, departamento del Cauca, entraron a la
vivienda de aquel, en la cual también se encontraban su madre, esposa, hija y hermano.
Los militares registraron la vivienda y preguntaron al señor Escué Zapata por la existencia
de armas, al mismo tiempo que lo calificaban de guerrillero y lo golpeaban. Según los
hechos aceptados por el Estado, al señor Escué Zapata lo sustrajeron de su domicilio y,
después de caminar por aproximadamente veinte minutos hacia la montaña, el cabo que
comandaba la Sección del Ejercito Nacional que estaba realizando el operativo, lo golpeó y
le disparó varias veces, causándole la muerte. La Corte también determinó que el Estado
había incurrido en injerencias arbitrarias y abusivas en su domicilio y la falta del deber de
llevar a cabo una investigación seria, completa y efectiva sobre los hechos del presente
caso. Adicionalmente, la Corte consideró que el Estado violó, en perjuicio de los familiares
del señor Escué Zapata3, el derecho a la integridad personal, a la inviolabilidad del domicilio
y a las garantías judiciales y protección judicial. La Corte estableció que su Sentencia
constituye por sí misma una forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado
determinadas medidas de reparación (infra Considerando 1).

*
El Juez Humberto Antonio Sierra Porto, de nacionalidad colombiana, no participó en el conocimiento y
deliberación de la presente Resolución, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 19.1 del Reglamento de la
Corte.
1
Cfr. Caso Escué Zapata Vs. Colombia. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 4 de julio de 2007.
Serie
C
No.
165.
El
texto
íntegro
se
encuentra
disponible
en:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_165_esp.pdf. La Sentencia fue notificada el 3 de agosto de
2007.
2
La Corte aceptó el reconocimiento parcial de responsabilidad realizado por el Estado “por la violación a los
derechos a las Garantías Judiciales (artículo 8.1) y a la Protección Judicial (artículo 25.1), respecto del señor Escué
Zapata y sus familiares, por cuanto ya había transcurrido un tiempo excesivo desde el momento de la muerte del
señor Escué [Zapata] sin que se hubiera resuelto […] el caso”. Asimismo, el Estado hizo un “reconocimiento de
responsabilidad internacional […] respecto de la violación de los [derechos consagrados en los] artículos 4.1, 5 y
7[,] en relación con el artículo 1.1, todos de la Convención, respecto del señor Germán Escué Zapata y del artículo
5, en conexidad con el artículo 1.1, del mismo instrumento internacional, respecto de sus familiares”. Cfr. Caso
Escué Zapata Vs. Colombia, supra nota 1, párr. 11.
3
Los familiares del señor Germán Escué Zapata declarados víctimas en la Sentencia son Etelvina Zapata,
Myriam Zapata Escué, Bertha Escué Coicue, Francya Doli Escué Zapata, Mario Pasu, Aldemar Escué Zapata, Yonson
Escué Zapata, Ayénder Escué Zapata, Omar Escué Zapata y Julio Albeiro Pasu Zapata.

Select target paragraph3