RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
DE 9 DE FEBRERO DE 2017
CASO DEL PENAL MIGUEL CASTRO CASTRO VS. PERÚ
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas (en adelante ‘‘la Sentencia’’) emitida en
el presente caso por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte
Interamericana”, “la Corte” o “el Tribunal”) el 25 de noviembre de 2006 1. Tomando en
cuenta el reconocimiento parcial de responsabilidad efectuado por la República del Perú (“el
Estado” o “el Perú”) en el presente caso, la Corte determinó que el Estado era
internacionalmente responsable por violaciones a los derechos a la vida y a la integridad
personal por la masacre, ejecuciones extrajudiciales y torturas perpetradas entre el 6 y el 9
de mayo de 1992 en el Penal Miguel Castro Castro, durante el denominado “Operativo
Mudanza 1”2, contra las internas y los internos que se encontraban en los Pabellones 1A y
4B3, acusados o sentenciados por delitos de terrorismo o traición a la patria, entre quienes
se encontraban mujeres embarazadas. El Tribunal estimó que el comportamiento observado
por los agentes de seguridad, altas autoridades del Estado y otros funcionarios estatales
durante el referido “Operativo”4, así como con posterioridad a éste, demuestran que se trató
de una masacre, y que dichas acciones tenían el fin de atentar contra la vida e integridad de
las internas e internos que se encontraban en dichos pabellones. Asimismo, la Corte
encontró al Perú responsable de violaciones al derecho a la integridad personal perpetradas
contra las internas que sobrevivieron la masacre cuando fueron llevadas al Hospital de la
Policía y trasladadas a otros centros penales. Tres internas fueron víctimas de violaciones
adicionales por la falta de atención médica pre y post natal, una interna fue víctima de
violación sexual y seis internas fueron sometidas a violencia sexual. Adicionalmente, la Corte
determinó que el Estado había incurrido en violaciones a la integridad personal de
determinados familiares de los internos por el tratamiento que recibieron por las autoridades
cuando se encontraban en búsqueda de información sobre lo ocurrido. Asimismo, el Tribunal
declaró la responsabilidad estatal por violaciones a los derechos a las garantías judiciales y a
la protección judicial5. La Corte estableció que su Sentencia constituye por sí misma una
forma de reparación y, adicionalmente, ordenó al Estado determinadas medidas de
reparación.
1

Cfr. Caso del Penal Miguel Castro Castro Vs. Perú. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 25 de
noviembre de 2006. Serie C No. 160. El texto íntegro de la Sentencia se encuentra disponible en:
http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_160_esp.pdf y un resumen de las normas internacionales
violadas en el presente caso, se encuentra en el pie de página del Visto 1 de la Resolución de la Corte
Interamericana de Derechos Humanos de 31 de marzo de 2014 (infra nota 8). La Sentencia fue notificada el 20 de
diciembre de 2006.
2
El Estado sostuvo que los hechos ocurrieron en el marco del llamado “Operativo Mudanza 1”, que según
fuentes oficiales pretendía el traslado de las internas que se encontraban en el pabellón 1A del Penal Miguel Castro
Castro a otra cárcel de máxima seguridad de mujeres. Cfr. Caso del Penal Miguel Castro Castro. Fondo,
Reparaciones y Costas, supra nota 1, párrs. 210 a 216.
3
Aproximadamente 135 mujeres y 450 hombres.
4
La Corte consideró que no fue probado que existiera un motín u otra situación que ameritara el uso legítimo
de la fuerza por los agentes estatales cuando se realizó el primer acto del “operativo”.
5
En perjuicio de los familiares inmediatos de los internos fallecidos identificados, de los internos sobrevivientes
y de los familiares de los internos determinados e identificados en la Sentencia.

Select target paragraph3