RESOLUCIÓN DE LA
CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS 
DE 28 DE NOVIEMBRE DE 2018
CASO BENAVIDES CEVALLOS VS. ECUADOR
SUPERVISIÓN DE CUMPLIMIENTO DE SENTENCIA
VISTO:
1.
La Sentencia de fondo, reparaciones y costas (en adelante “la Sentencia”) dictada por
la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “la Corte Interamericana”, “la
Corte” o “el Tribunal”) el 19 de junio de 19981. La Corte consideró procedente el allanamiento
de la República del Ecuador (en adelante “el Estado” o “Ecuador”) respecto a los hechos del
caso, así como su reconocimiento de responsabilidad internacional por la violación a los
derechos al reconocimiento a la personalidad jurídica, a la vida, a la integridad personal, a la
libertad personal, a las garantías judiciales y a la protección judicial, en perjuicio de la señora
Consuelo Benavides Cevallos. Dichas violaciones se relacionan con la detención ilegal y
arbitraria, tortura y privación de la vida de la señora Benavides Cevallos, cometidas por
agentes de la infantería marina del Estado, en diciembre de 19852. Asimismo, dichas
violaciones se relacionan con las “demoras injustificadas” y la “denegación de justicia” en el
proceso judicial interno iniciado en relación con dichos hechos 3. Adicionalmente, en cuanto a
las reparaciones, en la referida Sentencia se aprobó el acuerdo suscrito entre el Estado y los
familiares de la víctima, el cual incluía el pago a la madre y el padre de la víctima de una
indemnización compensatoria de los daños, y medidas para “peremni[zar] el nombre de la
señorita Consuelo Benavides Cevallos en calles, plazas o escuelas, acogiendo el pedido de sus
padres”4. Asimismo, la Corte ordenó al Estado que continuara las investigaciones para
sancionar a todos los responsables de las violaciones a derechos humanos a las que se hizo
referencia en esta Sentencia (infra Considerando 1).

*
El Juez L. Patricio Pazmiño Freire, de nacionalidad ecuatoriana, no participó en la deliberación y firma de la
presente Resolución, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 19.1 del Reglamento de la Corte.
1
La Sentencia fue notificada el 23 de junio de 1998. Cfr. Caso Benavides Cevallos Vs. Ecuador. Fondo,
Reparaciones y Costas. Sentencia de 19 de junio de 1998. Serie C No. 38. El texto íntegro de la Sentencia se
encuentra disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_38_esp.pdf.
2
El Estado reconoció que “[d]el respectivo proceso judicial sustanciado en la Corte Suprema de Justicia del
Ecuador, se concluye que el 4 de diciembre de 1985, la Srta. Consuelo Benavides fue ilegal y arbitrariamente detenida
por miembros de la Infantería Naval Ecuatoriana, en Quinindé, provincia de Esmeraldas, para fines de investigación
por presuntas actividades subversivas ligadas al grupo guerrillero ‘ALFARO VIVE CARAJO’”, y que “[e]l 13 de
diciembre de 1985 fue encontrado su cadáver en la parroquia Rocafuerte, cantón Esmeraldas”. Cfr. Caso Benavides
Cevallos, supra nota 1, párr. 35.
3
Cfr. Caso Benavides Cevallos, supra nota 1, párr. 35.
4
Las partes llegaron a un acuerdo el 20 de febrero de 1998, en el cual “el Estado asumió los compromisos y
efectuó las declaraciones siguientes: 1.- Entregar al señor Luis Darío Benavides Enríquez y señora Sofía Rosa María
Cevallos, padres de Consuelo Benavides Cevallos, y únicos llamados a sucederle en ausencia de cónyuge e hijos, al
tenor de lo previsto en los artículos 1045 y 1052 del Código Civil, una indemnización […]. Esta indemnización involucra
el daño emergente, el lucro cesante y el daño moral irrogados; […] 4.- El compromiso del Estado ecuatoriano de
impulsar y concluir los procesos judiciales suspendidos a causa de la fuga de los sindicados en el crimen de la
Profesora Benavides; y de patrocinar, conforme a la ley, las acciones judiciales contra las personas responsables de
delitos conexos, que no hubieran sido sancionados. Agotará, en fin, directamente o por intermedio de las autoridades
competentes, todos los esfuerzos y medidas que procedan, con sujeción al ordenamiento jurídico interno, para que
el delito cometido contra la Profesora Benavides no quede impune. 5.- El Estado ecuatoriano, por intermedio de la
Procuraduría General del Estado, oficiará al Ministerio de Educación y Cultura y a los Municipios del país para que,
en ejercicio de sus atribuciones legales, perennicen el nombre de la señorita Consuelo Benavides Cevallos en calles,
plazas o escuelas, acogiendo el pedido de sus padres”. Cfr. Caso Benavides Cevallos, supra nota 1, párr. 48.

Select target paragraph3