20 de junio de 2018
REF.:

Caso Nº 12.984
Raúl Rolando Romero Feris
Argentina

Señor Secretario:
Tengo el agrado de dirigirme a usted, en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos, con el objeto de presentar ante la Honorable Corte Interamericana de Derechos Humanos el
Caso Nº 12.984 – Raúl Rolando Romero Feris respecto de la República de Argentina (en adelante “el
Estado”, “el Estado argentino” o “Argentina”), relacionado con la detención ilegal y arbitraria en contra
de Raúl Rolando Romero Feris en 1999, así como por las vulneraciones al debido proceso en las causas
penales seguidas en su contra por los delitos, entre otros, de administración fraudulenta y
enriquecimiento ilícito. La Comisión consideró que el señor Romero Feris estuvo privado de libertad
cinco meses adicionales al tiempo de prórroga de su detención preventiva. En consecuencia, la duración
de la detención preventiva del señor Romero Feris no respetó los términos establecidos en legislación
aplicable. Asimismo, la CIDH consideró que el mantenimiento y prórroga de la detención preventiva del
señor Romero Feris fue arbitrario y violatorio del principio de presunción de inocencia. Además, al
basarse en fundamentos incompatibles con la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la
decisión de 1 de agosto de 2001 mediante la cual se resolvió el pedido de libertad del señor Romero
Feris no constituyó un recurso efectivo para cuestionar la privación de libertad. Por otro lado, la
Comisión concluyó que a lo largo de las causas penales seguidas contra el señor Romero Feris, su
defensa presentó en múltiples oportunidades y a través de diferentes recursos una serie de
cuestionamientos vinculados con el derecho a ser juzgado por autoridad competente, independiente e
imparcial. A pesar de ello, los recursos fueron rechazados mediante motivaciones en las cuales o bien se
efectuaron invocaciones genéricas de la ley, o bien se planteó que la cuestión no era materia de análisis
a través de la vía respectiva. En consecuencia, la CIDH concluyó que el Estado de Argentina violó los
derechos a las garantías judiciales y protección judicial.
El Estado argentino ratificó la Convención Americana sobre Derechos Humanos y aceptó la
competencia contenciosa de la Corte Interamericana el 5 de septiembre de 1984.
La CIDH ha designado al Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva y al Secretario Ejecutivo Paulo
Abrão, como sus Delegados. Asimismo, Silvia Serrano Guzmán y Erick Acuña Pereda, abogada y abogado
de la Secretaría Ejecutiva, actuarán como asesora y asesor legales.

Señor
Pablo Saavedra Alessandri
Secretario
Corte Interamericana de Derechos Humanos
Apartado 6906-1000, San José, Costa Rica

Select target paragraph3